Robert Kalina y el diseño de los billetes de euro

Diseñar algo que van a usar, tocar y ver más de 300 millones de personas de distintos países y culturas todos los días no es fácil. Trasladar una idea casi utópica desde un boceto a los bolsillos de tanta gente fue un proceso que duró más de 10 años. Obviando la parte política, hay aspectos en términos de diseño muy interesantes.

Objetivo: Diseñar los billetes y monedas que usarán todos los europeos.

¿de cuánto serán las monedas y billetes? Se acordó que la moneda de mayor denominación sería la de dos euros, y el billete de menor valor, el de cinco euros. Después, se buscó una serie sencilla de valores que facilitara su manejo, la secuencia 1:2:5, válida tanto para los billetes como para las monedas. Así­, se decidió finalmente que hubiera ocho monedas, cuyos valores iban desde 1 céntimo a 2 euros, y siete billetes, de 5 a 500 euros.

Diseño de las monedas: se acordó un anverso común y un reverso personalizable por cada paí­s.

Diseño de los billetes: El proceso fue más complejo. La propuesta ganadora se eligiría por concurso público y restringido a dos estilos únicamente: tradicional (épocas y estilos europeos) o moderno/abstracto. Se presentaron 29 equipos de diseño y 14 diseñadores de los bancos centrales europeos sumando un total de 44 propuestas.
Diseño de billetes de Robert Kalina

Fue elegida la propuesta de Robert Kalina presentada por el Österreichische Nationalbank de Austria, que resolvió con ingenio el duro briefing. Destaco algunos aspectos.

Prohibición de cualquier rasgo de identidad nacional

solución: Kalina pensó en puertas y ventanas para los anversos como símbolo de apertura en la UE y en puentes en el reverso como metáfora de la cooperación y comunicación entre los pueblos europeos. Aparte se incluyó un mapa de Europa y la bandera común. Los estilos reflejados son los principales perí­odos de la historia cultural europea:

  • Clásico (5€)
  • Románico (10€)
  • Gótico (20€)
  • Renacimiento (50€)
  • Barroco (100€)
  • Edad del Hierro y el Cristal (200€)
  • Arquitectura Moderna (500€).

Los puentes y ventanas no existen, son recreaciones de estos estilos.

Los billetes han de tener caraceterí­sticas que faciliten su reconocimiento por discapacitados visuales.

solución:

  • inclusión de superficies en relieve sensibles al tacto
  • billetes de distintos tamaños.
  • fuerte contraste de color:  puestos juntos, se distinguen fácilmente
  • cifras grandes y legibles

Caracterí­sticas de seguridad contra falsificación y seguridad.

solución:

  • marca de agua
  • hilo de seguridad
  • impresión calcográfica
  • hologramas
  • tintas de aspecto variable

El Banco Central Europeo hizo una exposición donde se podían ver muchos de los diseños presentados a concurso en 1996. El catálogo de la muestra, está disponible en un precioso PDF: Euro banknote design exhibition. Se pueden ver muchas de las ideas presentadas, con múltiples diseños. Creo que eligieron bien visto lo visto.

diseños de billetes de euro

Kalina aparte de los billetes de Euro, ha diseñado los billetes de Bosnia, Azerbaiyán, Malasia y Siria. Y según cuenta en una entrevista para El País, le gustarí­a “lavarle la cara al dólar“.

p.s. he decidido abrir por primera vez los comentarios en los posts después de casi 9 años.

 

10 thoughts on “Robert Kalina y el diseño de los billetes de euro

  1. El trabajo de Kalina es muy solido, sobre todo la linea argumental de los estilos arquitectonicos de Europa.

    Y voy a hacer la pregunta obvia: ¿a que se debe la decisión de abrir los comentarios?

  2. Mucha gente se preguntaría si el personaje era real a raiz del anuncio de Ibercaja.

    En cuanto a los comentarios, me parece buena idea. Eso sí, espero que el siguiente cambio del blog no te lleve otros 9 años :-)

  3. Genial post, aunque los que le seguimos estamos mas que acostumbrados ;)

    Es cierto que, viendo la gama del resto de billetes, al menos supieron elegir algo sólido.

    En cuanto a lo de abrir los comentarios me parece una buena epoca para seguir animándole en público a que siga dándonos lecciones de cositas interesantes.

    Un abrazo

  4. Confieso que a mí nunca me han gustado los billetes de euro. Esas arquitecturas desoladas, excesivamente lineales, tan “fake”, donde la figura humana brilla por su ausencia, me transmiten de alguna manera la pesadez insuperable de la burocracia europea, y su fracaso en la empresa de emocionar. La racionalización del diseño me parece muy buena, pero la ejecución siempre me ha dejado frío. Parecen los billetes de una nación sin historia real, una nación-parque-temático, una nación de arquitecturas de resina epoxy que no tiene personajes históricos, y si los tuviera, serían animatronics. Toda una metáfora del gran problema europeo: que si quieres hacer algo que nadie esté dispuesto a vetar, te saldrá algo sin alma.

  5. Estoy plenamente de acuerdo con el planteamiento de César. Chapeau!

    La neutralidad se planteó como base esencial, pero la neutralidad es un elemento inexistente en la vida real. Si hay algo en lo que destaca Europa es en riqueza cultural. Es bien cierto que la pluralidad de la riqueza cultural europea no pueden tener cabida en un A3. Pero a cambio ¿Por que no buscar símbolos con valores mucho más representativos, más atrevidos? ¿O por qué no buscar un concepto más fresco que represente la vitalidad de un contiente que es viejo, pero que quiere ser joven de nuevo?

    Me gustó mucho una de las propuestas que hubo en su momento, en la cual los billetes tenían un área en blanco para que la gente, de forma espontánea, pudiera escribir o dibujar. Convertir los billetes en obras de arte ambulantes o en mensajes en una botella es quizás una idea excesivamente romántica, pero hubiera cambiado enormemente el concepto del papel moneda. Esa idea, seguramente alocada, en contraposición con la extrema correción de los billetes actuales, me hacen ver demasiado gris el resultado final.

  6. No entiendo de economía, pero la secuencia 1:2:5 aplicada en la creación de las monedas creo que no es eficaz cuando hablamos de los céntimos.

    La antigua peseta, aparte de su valor en años anteriores, también tenía un valor digamos simbólico: 1 peseta respresentaba lo que hoy representa 1 euro.

    Hoy en día tener monedas de 1 y 2 céntimos en nuestros bolsillos resulta casi molesto, son prescindibles. No sé hasta qué punto resulta práctico generar estas monedas de tan poco valor.

    En cuanto a los comentarios, verter comentarios en el blog del barbián compañero de proscenio es toda una noticia.

  7. @seisdeagosto, En Finlandia, al poco de manejarse con las monedas de 1 y 2 céntimos, las quitaron. Todos los precios están redondeados a 5 o a 0. Creo que es el único país que lo ha hecho.

    @julio @cesar. Un punto de vista sin duda interesante. Por no herir sensibilidades nos quedamos sin sensibilidad alguna.

    Lo curioso es que casi ningún ciudadano de a pie me consiguió decir o descifrar qué son “los dibujos que salen en los billetes”. No creo que ni un 5% de la población sepa de estilos/valores arquitectónicos europeos.

  8. Aprovecho tu generosa socialización para comentar que los billetes de 5 euros se reconoce por un lado claramente el Pont du Gard http://www.akademifantasia.org/wp-content/uploads/2009/01/pont-du-gard.jpg por un lado y por el otro el Coliseo de Roma (aunque con más dificultad)

    Esto me fastidia, porque sí que permite asociar con Francia e Italia ese billete, porque igual no se lo curró tanto, y porque salta esa duda ¿ye el resto? ¿estarán igual de poco currados?

  9. bueno para empezar te mando un saludo muy cordial y queria comentarte sobre los billetes euros se sabe que esta hecho de algodon y fibrillas de algodon pero escucho rumores q parecen ciertas que no solo son esos compuestos quisiera saber de q mas esta compuesto los billetes de euro. gracias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *