documentales y pelí­culas de videojuegos

En los últimos años han salido documentales y pelí­culas relacionadas con videojuegos que merecen ser recopilados en un un post veraniego.

La lista — subjetiva y enemiga tanto de la presunción como de la exhaustividad– resulta muy “US-centric”, aunque lo que reflejan y cuentan es extrapolable a muchas culturas y paí­ses donde los videojuegos han formado, o forman, parte de la vida de muchas personas.

Se aceptan, en los comentarios, sugerencias que se me puedan haber escapado. ¡gracias!

tgpq.jpg

Chasing Ghosts: Beyond the Arcade (2007, Lincoln Ruchti. Documental)

Cuenta la época dorada durante los 80’s de los salones de recreativas usando el más famoso de todos: el desaparecido Twin Galaxies en Ottumwa, Iowa, epicentro en EE.UU. de la cultura arcade. http://chasingghoststhemovie.com/

Wreck-it Ralph (2012, Rich Moore. Animación)
Maravilla visual de presupuesto casi infinito con el bien y el mal como telón de fondo. Siempre quedará¡ la duda de cómo habría sido si Pixar hubiera cogido las riendas de la pelí­cula en vez de Disney.  http://disney.go.com/wreck-it-ralph/

The King of Kong: A fistful of quarters (2007, Seth Gordon. Documental)
La historia de Steve Wiebe y su intento de batir el estratosférico récord de puntuación en el Donkey Kong del legendario Billy Mitchell.

Ecstasy of order: The Tetris Masters (2011, Adam Cornelius. Documental)
Las visicitudes de los mejores jugadores de Tetris clásico que se enfrentaron en el campeonato mundial celebrado en Los Ángeles en 2010.  http://watch.ecstasyoforder.com/

Angry Video Game Nerd: The Movie (sin estrenar, James Rolfe. PelÃícula)
James Rolfe  es un conocidísimo autor de reseñas humorí­sticas de videojuegos, catapultado a la fama primero en Youtube y ahora en su propio web. Mediante crowdfunding ha conseguido filmar un descacharrante guión alrededor del que se se supone es el peor videojuego de la historia (E.T. para Atari 2600) y la leyenda de que hay enterradas miles de copias del mismo en el desierto tras su estrepitoso fracaso comercial. No está entrenada aún, de momento nos contentamos con el trailer.  http://cinemassacre.com/

Indie Game: The Movie (2012, James Swirsky/Lisanne Pajot. Documental)
Documental sobre el parto que supone hacer un videojuego, gira en torno al proceso de creación de tres juegos:  Super Meat BoyFez y Braidhttp://www.indiegamethemovie.com

Get Lamp (2010, Jason Scott. Documental) 
Cuando los ordenadores personales aún no tenían gráficos suponí­a todo un reto crear un juego. Sin embargo se hicieron muchos, algunos verdaderamente increí­bles y legendarios. Este documental explora junto con sus protagonistas aquella época de restricciones técnicas.  http://www.getlamp.com/

journey

Siempre caro me fue este aislado cerro / Y estos arbustos, que una buena parte / Impiden ver del último horizonte / Mas, sentado y mirando, interminables / Espacios detrás de ellos, sobrehumanos / Silencios y una calma profundí­sima / Yo en el pensar me finjo; y casi, entonces, / Se espanta el corazón. Y cuando el viento / Escucho susurrar entre estas plantas, / El silencio infinito a la voz esta / Voy comparando. Y en lo eterno pienso, /  En épocas ya muertas, y en la viva, / Presente, y su sonido. Así­, en esta / Inmensidad se anega el pensar mío, / Y el naufragar en este mar me es dulce. (L’infinito,  Giacomo Leopardi),

Journey

El recuerdo de este viejo poema de Leopardi fue lo primero que me pasó por la cabeza tras terminar, boquiabierto, el que sin lugar a dudas ha sido para mí­ el videojuego de este 2012 que finaliza hoy: Journey.

Los chicos de ThatGameCompany ya venían avisando, esta es su tercera creación. Los dos anteriores, Flow y Flower ya habí­an conseguido llamar poderosamente la atención. De hecho, Flow ha sido adquirido por el MOMA de Nueva York dentro de su recién inaugurada exposición permanente de videojuegos, un seco puñetazo a aquellos que denuestan esta forma de expresión como obra de arte.

Es quizás uno de los videojuegos más hermosos y bellos que se hayan creado nunca, una auténtica experiencia sensorial; remanso de paz y delectación que no se entenderí­a sin su esmeradí­sima ambientación musical. Creada por el genial Austin Wintory,  ha sido la primera vez que la banda sonora de un videojuego es nominada a los premios Grammy.

journey

Journey es exclusivo de PS3, Únicamente disponible por descarga en PSN. Los juegos “indies” no suelen salir en tienda fí­sica por falta de recursos y presupuesto (aunque tampoco se pretende). PSN al igual que Xbox Live, es quizás ahora uno de los lugares donde más abundan el talento y las ideas frescas. Me recuerda mucho a la escena de los 8 y 16 bits, cuando hací­an falta muy pocas personas y recursos para crear algo memorable.

Era un secreto a voces de la PSN gracias a threads en foros, tweets, mails, whatsapps, etc de early adopters. Posteriormente llegaron los sesudos artículos en medios especializados, premios, reconocimientos, análisis….todos merecidos y el juego pasó a ser overground.

Journey

Una de las ventajas de esta exposición son los productos satélite o para ultrafans; como estamos en época de regalos aquí­ van algunos.

bola extra: otros posts de videojuegos en nitroglicerine.com

Heidegger y la era post-PC

Martin Heidegger escribió la mayor parte de sus obras en una austera y apartada cabaña en Todtnauberg, una pequeña localidad de la Selva Negra alemana. Como Thoreau, Heráclito y otros célebres cabañistas, necesitaba para crear la soledad que únicamente el contacto directo con la naturaleza y los elementos son capaces de brindar. Allá­ terminó hacia 1927 Sein und Zeit (El ser y el tiempo), quizás su obra más importante.

 La cabaña de Heidegger

En una de las ideas principales del libro, Heidegger nos viene a decir que…

“entendemos el mundo en términos de lo que podemos hacer con lo que encontramos en él” 

Quizás un ejemplo actual de lo que nos querí­a contar el cascarrabias teutón bien pudiera ser Online Now. Un fantástico corto de los chicos de Pocket Jakes, en el que más de uno se va a sentir reflejado.

Este ví­deo ilustra y complementa un soberbio estudio publicado por Google de obligada lectura: The New Multi-screen World [PDF]

El advenimiento de las últimas tecnologías de la era post-PC en la que estamos inmersos está aún en sus estadios iniciales. Pero es indudable que, poco a poco, hábitos, costumbres y patrones sociales esán cambiando.

Juan Leal, hablaba justo hace unos dí­as de esto también en otro recomendable post: gestos, posturas y ritos digitales.

Cada generación ha creído que vive en el momento más crucial de la historia de la humanidad; postura egocéntrica pero, probablemente, inevitable y comprensible. Aún así, quién sabe si lo que estamos presenciando y sus consecuencias se analicen en el futuro en algún museo (o su equivalente) como hacemos ahora con la aparición de la rueda, la edad del bronce o el alfabeto.

Eso sí­, espero que no le dediquen un espacio a esa invención surgida del mismí­simo averno que es el Whatsapp.

bola extra: Recomiendo encarecidamente un libro magnífico del arquitecto Adam Sharr con fotografí­as de Digne Meller-Marcovicz  que disecciona admirablemente la relación de Heidegger con su cabaña Heidegger’s Hut 

las máquinas Goldberg

Rube Goldberg fue un conocidí­simo ilustrador. Prolí­fico y polifacético, a mitad del siglo XX le tocó vivir el advenimiento de toda una industria dedicada a fabricar un sinfí­n de objetos que, supuestamente, facilitarían la vida a los ciudadanos norteamericanos; un tiempo en el que parecía que cada familia pronto viviría como los Jetsons.

Su obra más conocida, Inventions, era un contrapunto irónico y genial a toda esa época. Utilizando siempre cosas básicas que uno podrí­a conseguir en las tiendas del barrio, Goldberg imaginaba artilugios que desempeñaban tareas sencillas mediante pasos absurdos y descacharrantes.

Les debo mucho a estas tiras cómicas. Siempre me han servido de enorme inspiración a la vez que de gran advertencia. He aprendido mucho de ellas.

Cuántas veces nos vamos a meditar al “rincón de pensar” murmurando  ¿estaré creando una máquina Goldberg?

Rube Goldberg

En uno de sus mejores libros, Mark Kurlansky decí­a que “[…] La tecnologí­a nunca vuelve atrás sólo crea más tecnologí­a para afrontar los nuevos problemas.”

Cuando nos enfrentamos a crear algo tenemos que lidiar con la ausencia de asideros de seguridad. Siempre estaremos solos con nuestras hipótesis, ideas y dudas; especialmente si tenemos entre manos algo disruptivo o radical.

Rube Goldberg

Pero también puede ser divertido y desafiante el crear una. Existe una gran y simpática comunidad firmemente decidida a concebir la máquina Goldberg más imposible que pueda existir.

Un ejemplo sería esta que nos ayudarí­a en un cita:

Y asimismo, se puede vivir de las máquinas Goldberg. El sector internet/mobile está¡ infestado de ellas, siendo una especie de ecosistema en el que todo un enjambre de personas y empresas no dan abasto dedicadas en cuerpo y alma a ser “mecánicos” de las máquinas Goldberg de otros.

La libertad de elegir que tenemos como individuos nos permite escoger:

¿en qué bando quieres estar y crecer? ¿En el del creador disruptivo o en el de “Mecánico Goldberg” (con certificación oficial)?.

stanislaw lem

[…] Then star nor sun shall waken,
Nor any change of light:
Nor sound of waters shaken,
Nor any sound or sight:
Nor wintry leaves nor vernal,
Nor days nor things diurnal;
Only the sleep eternal
In an eternal night.

(The Garden of Proserpine,  A.G. Swinburne)

A principios de 1862 Charles Darwin estaba preparando uno de sus libros más conocidos: Fertilisation of Orchids. James Bateman, colaborador suyo, le envió unas cuantas orquídeas para que les echara un vistazo. Una de ellas, endémica en Madagascar, llamó poderosamente su atención: la Angraecum Sesquipedale.

Escrutando sus flores, observó un llamativo espolón de 30 centímetros. Darwin, al que siempre he imaginado como el sosias del Abuelo de Heidi y/o un trasunto de Tolstói, especuló que aunque no había noticia de algo semejante, debía de haber por ahí­ un insecto (un esfí­ngido probablemente) dotado de un probóscide de la misma longitud que contribuyera a la polinización.

Murió sin ver corroborada su hipótesis. Muchos años después una expedición francesa encontró una polilla que demostró que Darwin, una vez más, tení­a razón.

polilla1.jpg

Stanis?aw Lem (1921-2006) es uno de mis escritores favoritos.

Antes de toparme con él y jugando a ser Darwin, siempre pensé que debería de haber por ahí­ algún escritor que tratara pero bien de verdad, la paradoja de Fermi, la ecuación de Drake y, sobre todo, la alteridad.

Lem fue para mí una de esas Xantophan Morganii Praedicta que aparecen en toda vida de alguien al que le guste leer. Unas veces vamos persiguiendo libros, otras son ellos los que nos encuentran. Podemos llegar incluso a imaginar obras que nunca se escribieron.

lem.jpg

Nadie ha descrito mejor lo insoportable que resulta al ser humano el silentium universi. Lem además de ser un torrente inagotable de “porno astrofí­sico”, es un magní­fico narrador y a la vez un filósofo que sitúa sus disquisiciones en un terreno poco común para estos asuntos como es la sci-fi. También estaba dotado de un exquisito y mordaz sentido del humor.

Su biografía es apasionante y su obra ingente; tocando muchos géneros como el ensayo o la  literatura apócrifa. No toda está¡ en castellano; a no ser que leas polaco, hay que tirar de ediciones en inglés para profundizar.

En el marco de su narrativa  a veces me preguntan por dónde empezar con él. Después de mucho pensar yo me quedarí­a con alguna de las siguientes novelas por si a alguien le valen como recomendación.

Sin orden particular, cada enlace contiene una sinopsis y un comentario del propio Lem:

Y a los que estén más familiarizados con Lem…  ¿cuál es tu libro favorito?

[bola extra:] Wonders, la app de astrofí­sica para iPad que lanzó hace poco Brian Cox, es sin duda una de las mejores de e-learning que han salido hasta ahora.